Ir al contenido principal

Entradas

Destacado

RECUERDOS DE NIÑEZ

Tengo recuerdos firmes de niñez. Firmes porque aparecen con claridad en mi mente, o en mi corazón, donde sea que se guardan los recuerdos. Hay una casa con ruido, un papá que silba desde la entrada cuando vuelve de trabajar con su portafolios negro en la mano, una mamá que nos abre la puerta cuando volvemos del colegio y se sienta a tomar el té. También hay veranos eternos cerca del mar y un perro negro que se llama Pascual. De grande -sólo de grande- descubrí que no me acuerdo bien qué regalos me hicieron de chica, pero sí me acuerdo bien la manera en que me hicieron sentir.

Entonces de grande -sólo de grande- me di cuenta de que mis hijos tal vez tampoco se acuerden con tanta claridad qué les regalamos, o tal vez sí. Hay algunos regalos que no se olvidan. La llegada de una mascota, por ejemplo, no se olvida. Yo me acuerdo con todos los detalles y todos los sentidos la primera vez que vi a ese perro que papá un día nos trajo en una caja de cartón y que nos acompañó -a mis hermanos y …

Últimas entradas

CONFESIONES DE EMBARAZO

LA CULPA ME SIGUE HACIENDO BULLYING

¿QUÉ TE ESTÁ FALTANDO PARA SER FELIZ?

5 COSAS QUE ODIO DE MÍ (O MIS 5 DRAMAS COTIDIANOS)

EL ENCUENTRO CON LA CERTEZA

MATERNIDAD Y ROMANTICISMO: 5 CLAVES

UN SÁNDWICH DE JAMÓN

CON EL SUSHI, NO

CUANDO TODO COBRA SENTIDO

LAS REFUGIADAS DEL PRIMER TRIMESTRE